Cap. 3x13 - Una aguja en un pajar

Ir abajo

Cap. 3x13 - Una aguja en un pajar

Mensaje  Julis el Dom Jul 06 2008, 11:33

Sinopsis
Una pareja de adolescentes está besándose en un coche. Stevie, de 16 años, se resiste porque cree que lo que hacen no es lo correcto, pero su novia Leah insiste. Entonces Stevie no puede respirar y se pone azul.

Está nevando y House deja su moto y se va a trabajar en coche. Cuando llega al parking, ve que la plaza para discapacitados que está frente a la puerta ya ha sido ocupada. Hay una placa que dice “J. Whitner” y han trasladado la suya a una plaza que no le gusta nada. En el hospital, Foreman se acerca a House para hablarle del caso de Stevie, pero él sólo tiene la cabeza en su plaza de garaje y en descubrir quién es Whitner. Cameron se lo cuenta: es una nueva investigadora que va en silla de ruedas. Foreman trata de llamar la atención de House sobre el caso de Stevie y le explica que sufre problemas respiratorios y tiene un derrame de sangre pleural. Por fin, consigue atraer la atención de House, que le pide que licuen la sangre del chico.

House visita a la doctora Whitner en el laboratorio. Le reclama su plaza de garaje con argumentos muy peregrinos, como que ella tiene una silla de ruedas eléctrica y no se va a cansar por desplazarse desde un lugar un poco más apartado. Pero la doctora Whitner no se amilana ante su descaro y entablan una lucha verbal. A ver quién gana. Mientras, el estado de Stevie empeora, no puede respirar y sigue con su dolor de pecho, pero Foreman es incapaz de localizar a sus padres para firmar los formularios de consentimiento. El chico dice que ambos están en una conferencia y habrán tenido que apagar los móviles. De repente, le falta oxígeno. A Foreman no le queda más remedio que actuar rápidamente y ya se ocupará del consentimiento más tarde.

Mientras Foreman está haciendo una pruba, Stevie mira el monitor y le dice que el derrame debe venir de las venas de los pulmones. Habla con tanto conocimiento que deja tan impresionado al doctor que le pregunta si ha estudiado esto en el colegio. Él dice que estudia cosas por su cuenta y en seguida cambia de tema.

Cameron y Chase van a la casa del chico a buscar drogas. La cocina está llena de basura. Siguen por el pasillo y en el dormitorio encuentran a dos personas practicando sexo. La pareja no tiene ni idea de quién es Stevie. Los médicos van a ver al chico para que les cuente por qué les dio una dirección falsa. Entonces a su novia, Leah, no le queda más remedio que decir la verdad: Stevie es gitano y su cultura romaní impide que los médicos visiten su casa porque su simple presencia infecta espiritualmente el ambiente, según las creencias de sus padres. Con respecto al trabajo, les cuenta que se dedican a comprar y vender cosas y en la última semana ha hecho un viaje en furgoneta con su padre a Chicago. Además, no va al colegio.

House sigue con el empeño de conseguir su plaza de parking y visita a Cuddy. Ella apuesta que no sería capaz de aguantar una semana en silla de ruedas. House acepta la apuesta. Ya con su silla de ruedas, House vuelve al caso de Stevie, que sufre una trombosis. Según Cameron, se debe al largo viaje en coche que ha hecho con su padre a Chicago. Le insertan un tubo por la arteria de una pierna y en ese momento Stevie sufre un agudo dolor de estómago. El colorante que le han inyectado le está entrando en el hígado pero no sale, el órgano está completamente bloqueado.

El equipo cree que el chico tiene Wegener. Una biopsia de hígado tardará demasiado tiempo, así que House les dice que empiecen a administrarle una medicación. Mientras, sigue haciendo su vida en silla de ruedas. Franklin y Constance, los padres de Stevie, llegan al hospital cargados de mantas, ropa del chico y comida. Dicen que sus propias cosas ayudarán a la curación del joven, que le devolverán el equilibrio a su vida. Después, Stevie sufre una hemorragia.

El equipo comunica a House que el tratamiento para el Wegener ha causado una hemorragia masiva. Tienen que cambiar la medicación y House sugiere otra, FT-28, pero todavía no ha sido aceptada por Sanidad para ese tipo de casos. Franklin y Constance se niegan a que investiguen con su hijo, creen que lo están haciendo porque son gitanos, como ocurrió con su raza en Auschwitz. Foreman debe ganarse la confianza de la familia, que en ese momento está reunida con unas cuantas visitas en la habitación del chico. El médico les pide que salgan para hacerle una cura y aprovecha que están solos para pedirle que tome la medicación, pero en ese momento sufre una crisis de dolor.

Los médicos realizan una intervención a Stevie y descubren un palillo clavado en su interior. Todos sus problemas se debían a un palillo que había tragado accidentalmente y había viajado por su organismo causando daños en distintos órganos. Se lo cuentan a los padres y Franklin arremete contra Leah, dice que es la culpable por hacer que su hijo la besara.

Foreman visita a Stevie para comunicarle que pronto podrá volver a su casa y le dice que en el laboratorio del hospital hay una plaza de becario libre, que puede solicitarla. Él rechaza la oferta. Se ha dado cuenta de que Foreman, Chase y Cameron no llevan anillo, no tienen pareja, están solos. Él considera más importante tener una familia.

House va a reclamar su plaza de garaje a Cuddy, pero ella se ha enterado de que se puso de pie durante una operación, así que ha perdido la apuesta. Él le dice que trató de engañarle porque en realidad nunca contempló la posibilidad de devolverle su plaza. Debe sentirse arrepentida de lo que ha hecho. Sin embargo, por la noche, ve que un operario está poniendo el cartel con su nombre de nuevo en la plaza que era suya.
avatar
Julis
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 128
Fecha de inscripción : 01/07/2008

Ver perfil de usuario http://drhouse-argentina.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.