Cap. 3x8 - El juego del topo

Ir abajo

Cap. 3x8 - El juego del topo

Mensaje  Julis el Dom Jul 06 2008, 11:27

Sinopsis
Se celebra el cumpleaños de un niño en un restaurante y un camarero adolescente, Jack, lleva la tarta. Su hermana pequeña, Kama, le pide otro refresco pero él no le hace caso y va hacia la mesa de los niños para hacer un baile con el chico vestido de mascota. Entonces se empieza a marear, vomita sobre la mesa y sufre un ataque que lo deja sin conocimiento. Unos enfermeros tratan de reanimarle mientras sus dos hermanos pequeños se acercan asustados. Los enfermeros les dicen que avisen a sus padres porque lo llevan al hospital y los niños dicen que sus padres han muerto. Jack se ocupa de ellos.

Cuando Wilson sale de su casa por la mañana, descubre que se ha quedado sin coche. Tritter ha dado orden de que se lo lleven. En el hospital, el equipo de House revisa el caso de Jack, que ha sufrido un ataque al corazón aunque las ecografías no muestran nada anormal. Cameron lee el informe del chico: tiene fatiga, pérdida de peso y picor de pies.

House no hace caso a su equipo y se dedica a escribir en un papel su diagnóstico. Lo mete en un sobre y lo pega al encerado. Les anuncia un juego: tienen que hacerle una prueba cada uno al paciente y el tiempo termina a la hora de comer. Si él está en lo cierto, Jack vivirá. Si no, bueno, entonces es que se trata de un juego muy cruel.

En el informe médico del chico descubren que dejó las drogas y el tabaco cuando murieron sus padres. House va a su habitación y le interroga sobre el uso de drogas. Luego, mientras Foreman hace un escáner a Jack, House sigue preguntándole por las drogas y sobre cómo pasó de fumar dos paquetes al día a no fumar nada. Jack le responde que simplemente dejó de gustarle el tabaco. Ahora es el turno de Cameron que hace una prueba para ver las causas del ataque al corazón de Jack. House también merodea alrededor de Cameron mientras hace su prueba.

Wilson llega tarde al hospital enfadado con House y descubre en la farmacia que ha perdido su derecho a prescribir medicamentos a sus pacientes por la investigación de Tritter.

House se reúne con su equipo. Ninguno ha llegado a buen puerto con las pruebas pero han descubierto que tiene hepatitis A. Alguien sabía que los vómitos, el picor de pies y el repentino rechazo de la nicotina estaban relacionados con esa enfermedad. Por supuesto, House era quien lo sabía. De todos modos, Foreman apunta que el ataque al corazón no se relaciona con esa enfermedad.

Wilson irrumpe en el despacho para que House sepa que le han prohibido prescribir medicamentos a sus pacientes. House le dice que se lo tome con calma porque Tritter está tratando de acosarlo hasta que se rinda.

Al día siguiente, Foreman va a comunicarle a Jack la buena noticia de que pueden curarle la hepatitis A y volverá a casa. En ese momento, Will, el hermano pequeño de Jack, le pregunta si le duele el brazo, está viendo cómo sangra. El joven se gira asustado y entonces empieza a sangrar también por una oreja y la nariz. Más tarde, Foreman informa a House de que Jack tiene una coagulopatía. Es extraño que después de ser curado de la hepatitis, se manifieste una enfermedad nueva. Debaten sobre qué puede ser y Chase tiene que ir al restaurante donde trabaja el chico para buscar restos sospechosos en la basura.

Foreman le hace una punción lumbar a Jack y cuando la termina, le ayuda a darse la vuelta y el chico empieza a gritar. Le ha roto una costilla. House le dice que tiene osteomelitis, así que la infección que tiene se le ha extendido a los huesos. En el laboratorio, Foreman anuncia a sus compañeros que Jack tiene sífilis. Pero Cameron mira el resultado de su prueba y dice que tiene Eikenella. Mientras tratan de asimilar estas dos noticias, Chase llega con una tercera: su prueba ha dado positivo en botulismo.

A la mañana siguiente, Foreman le dice a House que han conseguido limpiar al enfermo de sus infecciones, pero ahora sufre ataques cada cuatro horas. Después de muchas pruebas, House cree que Jack tiene una enfermedad genética que se manifestó cuando sus padres murieron y dejó de vivir en un ambiente protegido. Finalmente descubren que tiene granulomatosis crónica. Necesita un transplante de médula pero, afortunadamente, su hermano pequeño es compatible. Cuando se lo comunican a él, se enfada mucho por poner en peligro la vida de Will. Foreman trata de convencerle, porque es la única posibilidad que tiene de llevar una vida normal. Si no lo hace, sufrirá infecciones continuamente y se pasará la vida entrando y saliendo del hospital, así que no podrá cuidar a sus hermanos. Jack prefiere esta opción y dice que no se trasplantará hasta que Will tenga 18 años.

House desconfía de los motivos del chico y Foreman le dice que es un cínico, que no se puede creer que haya alguien tan abnegado y dispuesto a sacrificarse por los demás. House quiere hacer una prueba y va a la habitación del joven para decirle que han encontrado un donante y que la vida de su hermano pequeño ya no correrá peligro. Jack admite que no quiere hacerse cargo de sus hermanos, que es demasiado joven para actuar como un padre.

Una asistente social acompaña a Will y Kama mientras se despiden de su hermano mayor. Jack trata de animarlos y les dice que no dejarán de verse. Foreman mira disgustado la escena desde la puerta.
avatar
Julis
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 128
Fecha de inscripción : 01/07/2008

Ver perfil de usuario http://drhouse-argentina.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.