Cap. 3x4 - Líneas en la arena

Ir abajo

Cap. 3x4 - Líneas en la arena

Mensaje  Julis el Dom Jul 06 2008, 11:21

Sinopsis
Un hombre trata de enseñar a su hijo a relacionar palabras con figuras en unas tarjetas. El pequeño Adam es autista en un grado severo, no habla y no tiene mucho éxito en el ejercicio que le ha puesto su padre. Lo único que hace es dibujar líneas ondulantes en una pizarra. Mientras come, se atraganta y empieza a gritar.

House siente curiosidad por el caso de Adam. Inmediatamente ordena todo tipo de pruebas. Al mismo tiempo, emprende una batalla con Cuddy porque le ha quitado la moqueta manchada de sangre de su despacho. O le devuelven su moqueta o no vuelve a usar su despacho. Le hacen la primera prueba a Adam, que se resiste mucho a que lo metan en el escáner, y los resultados son buenos, con lo que se plantean mandarlo a su casa. Los padres piensan que a lo mejor se preocuparon en exceso al llevarlo al hospital. En ese momento, el niño tiene un ataque de tos y Foreman está convencido de que algo va mal.

House sigue sin querer utilizar su despacho y convoca la reunión con su equipo en el de Wilson. Pide que le hagan al niño un ecocardiograma y que le pongan antibióticos. Adam se resiste mucho durante la prueba y al final los resultados muestran que tiene problemas en el corazón y los pulmones. House se plantea si tiene cáncer y pide que le hagan una biopsia del pulmón. Foreman le consulta a Wilson el caso del niño. Hay un derrame pleural y un fallo en un conducto, pero no hay fallo cardiaco. Cuando van a hacerle la biopsia, el niño se resiste hasta el punto de que no pueden ponerle la mascarilla para anestesiarle. En eso entra House y se aplica a sí mismo la mascarilla. Esto hace que Adam permita que se la pongan a él y empieza a dormirse. Los padres creen que es un milagro que haya tenido una especie de conversación con alguien, pero House les aclara que no se trató de entendimiento, sino de un simple comportamiento imitador por parte de Adam.

Tras la biopsia, Wilson ve que el niño no tiene cáncer pero hace un descubrimiento sorprendente: tiene células del hígado debajo del brazo. House se centra en el problema del hígado y sopesa la posibilidad de que se trate de cirrosis. Puede que las células dañadas del hígado hayan pasado a la corriente sanguínea y se hayan trasladado hacia la parte superior del cuerpo. Es posible que los padres le hayan dado alcohol para calmarlo en alguna ocasión. Quiere una biopsia del hígado.

Mientras tanto, la hija adolescente de un paciente que ha tenido House le visita en el hospital y se le insinúa. Él le dice que no puede ser, pero ella no se da por vencida: le llama por teléfono continuamente, le espera en el aparcamiento sentada en su moto y le envía cartas. A House le hace mucha gracia la chica porque es muy mona y se siente halagado. A Cuddy le parece una acosadora y está indignada.

Los resultados de las pruebas que han hecho al niño muestran que tiene restos de zinc, hierro y carbonato cálcico, algo que intriga a House. Llevan a Adam a la UCI cardiaca en estado de shock. Su hígado está dañado, el corazón tiene problemas y el derrame pleural ha comprimido sus pulmones. Por otra parte, la biopsia ha dado negativo para cirrosis. House le dice a Foreman que busque en casa del niño algo que se haya podido meterse en la boca: cerillas, arañas, cualquier cosa extraña.

Después de investigar en la casa de la familia de Adam, Foreman comunica que ha encontrado un tipo de planta en el jardín que contiene antropina, el ácido de los pobres. Eso explicaría el derrame pleural y las arritmias. House va a la habitación del niño y le enseña dibujos de los objetos que hay en el jardín de su casa, entre los que ha incluido una foto de la planta. Le pregunta si ha comido algo de lo que le está enseñando y le amenaza con quitarle la máquina con la que juega si no responde. Adam coge la tarjeta que muestra la caja de arena y en ese momento su globo ocular se da la vuelta. El equipo se plantea la posibilidad de que tenga un tumor. Si lo hay, Foreman tendrá que extirparle el ojo.

House se sienta en la habitación vacía del niño. Ve el dibujo de la caja de arena. Al lado está la pizarra donde Adam ha dibujado líneas ondulantes. Entonces algo se aclara en la mente de House. Corre a la sala donde el niño espera para entrar al quirófano y mira con una linterna su ojo. Entonces se confirma lo que había pensado: unas lombrices se desplazan por los globos oculares. Como el niño no puede hablar, trató de explicar lo que veía dibujando líneas continuamente. Un mapache dejó sus excrementos en la caja de arena y después el niño se metió arena en la boca. Las lombrices se fueron esparciendo desde su estómago hasta el resto del cuerpo, pasando por el hígado, los pulmones y los ojos. El tratamiento para combatir el problema es muy sencillo y el niño volverá a estar bien.

House espera a la puerta de la habitación de Adam y ve cómo sus padres recogen las cosas para irse a casa. Percibe que, a pesar de que ha salvado la vida del niño, los padres no están completamente felices porque les espera una vida con pocas esperanzas. Al pasar frente a él, Adam se para y hace algo insólito: le mira a los ojos y le ofrece su querida PSP.

Por la noche, unos operarios trabajan en el despacho de House colocando la vieja moqueta manchada de sangre.
avatar
Julis
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 128
Fecha de inscripción : 01/07/2008

Ver perfil de usuario http://drhouse-argentina.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.