Cap. 2x9 - El engaño

Ir abajo

Cap. 2x9 - El engaño

Mensaje  Julis el Sáb Jul 05 2008, 21:53

Sinopsis
House está apostando en las carreras de caballos y empieza a hablar con Anica, una mujer que también está en la cola para hacer una apuesta. De repente, ella sufre un ataque y House no la atiende, pero dice que la envíen al Pinceton-Plainsboro porque su médico trabaja en ese hospital, es el doctor House.

El equipo revisa el caso: tiene epilepsia y hematomas inexplicables, está anémica y es alcohólica. Entre otras posibilidades que van nombrando, House cree que puede tener el síndrome de Cushing. Foreman tiene que demostrar que ahora es él quien manda: ordena a House que haga el informe de la paciente.

House se queja a Cuddy de la nueva situación, pero ella lo único que hace es reforzar a Foreman en su nuevo cargo; sin embargo, le advierte que si algo falla, ahora es él el responsable. House va a ver a Anica y mientras ella rellena un informe, los dos continúan flirteando, como hicieron cuando se conocieron en las carreras. House sigue pensando que tiene Cushing y ella le informa de que el año anterior la operaron por ese motivo, fue una intervención para quitarle un adenoma de la pituitaria. House está intrigado con el caso.

Hacen pruebas a Anica para ver si el adenoma ha vuelto a crecer en el cerebro, pero no lo encuentran. Sin embargo, House sigue convencido de que está ahí, pero debe ser muy pequeño. Foreman le pregunta si le ha hecho la punción lumbar que le había pedido, y él dice que no porque está convencido de que es inútil. Le manda que la haga y House se las hace pasar canutas a la paciente pinchándola en repetidas ocasiones hasta que le provoca un estado de estrés agudo.

Mientras, House sigue haciendo la vida imposible a Foreman todo lo que puede. No soporta que se comporte como si de verdad fuera su jefe y le hace todas las faenas que se le ocurren. Chase y Cameron continúan con las pruebas de Anica y descubren una masa en el páncreas que podría ser un cáncer mortal en muy poco tiempo. Cameron le comunica la noticia a la enferma porque tiene que firmar su consentimiento para una biopsia, pero se queda muy sorprendida cuando ve que Anica reacciona sin el menor sentimiento. Puede que sepa que no es nada malo porque ella misma se está provocando esos síntomas. Cameron está segura de que se trata de Munchausen.

Cameron defiende su idea frente a House, que sigue en sus trece, y los dos quieren convencer a Foreman para que apoye sus diagnósticos. Ahora es el nuevo jefe del departamento el que da las órdenes y envía a House y a Cameron a la casa de Anica a investigar. Allí encuentran citas para dos médicos esa misma semana, lo que afianza la tesis de Cameron, que cada vez está más segura de que la enferma se provoca ella misma los males para ser el centro de atención.

De vuelta en el hospital, Foreman hace caso a House y ordena una prueba para detectar el síndrome de Cushing. Cameron va a pedirle a Anica que firme su consentimiento y la acusa de buscar la atención de los doctores y someterse a una prueba completamente innecesaria. Mientras, Foreman se queja ante Cuddy de que House le está volviendo loco y le pregunta si tiene que seguir representando el papel de jefe tres semanas más. Cuddy le dice que desde que él está al mando la parte administrativa del servicio funciona perfectamente, mientras que con House era un desastre, y le pregunta si no le gustaría que la situación se prolongara.

Cuando van a hacer la prueba a Anica, reciben una llamada urgente para que la suspendan. Cameron sabe que se le ha puesto la orina naranja, porque ella le dejó un bote de pastillas al alcance de la mano como cebo y la enferma las tomó, como estaba previsto. Ahora está demostrado que tiene Munchausen. Sin embargo, House sigue pensando que realmente está enferma, porque a pesar de que cada ingreso en un hospital ha sido por razones distintas, siempre se ha mantenido una constante, su anemia. Aparte de Munchausen, tiene anemia aplásica. De todas formas, el equipo decide dar el alta a la enferma. En un último intento, House sale tras Anica cuando va a coger un taxi y le asegura que realmente está enferma, y para demostrarlo le propone inyectarle colchicina, que hará que los verdaderos síntomas de su enfermedad salgan a la luz. Ella consiente, pero ahora empieza a preocuparse de verdad por su salud, no quiere estar realmente enferma.

La cosa se ha puesto muy difícil y la mejor opción para Anica es un trasplante de médula. Mientras la preparan, House se tumba en la cama que ella acaba de dejar libre. Entonces descubre un olor peculiar, y llega a una conclusión: lo que tiene es una infección y deben parar inmediatamente los preparativos para el trasplante. Cameron se pregunta qué está pasando y House tiene que confesar que le ha puesto colchicina para demostrar su enfermedad. Esa noche, House le confiesa a Wilson que está disfrutando con Foreman al frente del equipo. Éste va a ver a Cuddy para decirle que quiere seguir dirigiendo el departamento, pero la directora le recuerda que House ha salvado la vida de Anica cuando los demás la querían mandar a su casa. Si no fuera por él, ahora estaría muerta.
avatar
Julis
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 128
Fecha de inscripción : 01/07/2008

Ver perfil de usuario http://drhouse-argentina.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.